LA CARRERA DE ENDURANCE EXIGIRÁ MÁS DEL DOBLE DEL ESFUERZO HABITUAL

Por el equipo vision el 7/16/2010 11:18:00 p. m.

Categoría/s:

PRENSA TC 2000

Río Hondo también abrió la Copa Endurance en el 2009, pero con dos pilotos por auto.


¿PODRÁN RESISTIR TODOS?


Se salió con la suya Pablo Peón y por segundo año consecutivo el TC 2000 tendrá su Copa Endurance. Se salieron con la suya los pilotos y en dos de esas tres carreras no habrá pilotos invitados como el año pasado. A ninguno le hizo mucha gracia prestarle el auto a un colega, muchas veces desconocido, por el temor que podían hacerles perder no sólo la carrera sino el campeonato. Por eso para este año sólo aceptaron compartirlo en los tradicionales 200 km de Buenos Aires. De la conjunción de todos estos intereses salió esta particular versión de la Copa Endurance que tendrá este fin de semana en el Autódromo de Río Hondo su primera fecha. No es casualidad el escenario. Es uno de los más modernos y de los pocos en Argentina con una amplitud de boxes que permiten las detenciones para recarga de combustible y cambios de neumáticos que son obligatorias y el condimento de esta carrera.

Espero que los pilotos entiendan que es una carrera para correr en forma diferente” advierte Peón. La tienen clara los equipos y pilotos que ya pergeñan estrategias y anticipan que no saldrán a fondo desde el principio. ¿Qué dirá la gente que supuestamente va para verlos correr, no crucerear en función de un resultado? Es el riesgo de este tipo de competencias generalmente más atractivas para sus protagonistas que para los espectadores.

Hay otro punto clave en esta especial carrera y que no son pocos los que lo ven con cierta preocupación. Es la resistencia física de los pilotos. Es que ahora será uno sólo el que tenga que soportar el esfuerzo que el año pasado se dividía entre dos. En este caso serán 70 vueltas y casi dos horas de carrera. Si recordamos que ni en el TC, ni en el TC 2000, las finales superan los 50 minutos, o sea menos de la mitad de lo que tendrán que afrontar este fin de semana, el alerta que lanzan algunos deportólogos no es para desatender. Mucho menos cuando en esas carreras de menos de una hora hemos visto a pilotos de punta llegar con el rostro enrojecido por el esfuerzo, transpirados y en algunos casos al borde del desmayo. Y sabido es que en la medida que el físico va cediendo, los reflejos y las reacciones no son las mismas y por lo tanto las maniobras se tornan más riesgosas para el propio piloto y sus rivales.

No sé si todos los pilotos están en condiciones físicas de correr una carrera de este tipo” es la sincera y preocupante reflexión de Matías Rossi, que en la crítica no se deja a un lado y por eso promete llegar mejor preparado. Hubo colegas que lo imitaron pero no fueron todos. La preocupación que es general se hace más fuerte sobre aquellos que no son profesionales del automovilismo. Ellos también tiene un lugar en este TC 2000, y lo tendrán en la pista. Ojalá sepan cuidarlo y cuidarse, y básicamente, ojalá todos puedan resistir un esfuerzo físico que no es el habitual y que tanto o más que el nombre del ganador es el gran interrogante de esta especial carrera que abrirá esta especial Copa Endurance.



0 comentarios for this post

Publicar un comentario