A PROPOSITO DE LA DECISIÓN DE TOYOTA DE ABANDONAR LA FORMULA 1

Por el equipo vision el 11/09/2009 02:29:00 p. m.

Categoría/s:

RECESION Y RETIRO SON

HISTORIA ANTIGUA



“La maldición del mercantilismo es la ruina de cada deporte y la degeneración del automovilismo como deporte se debe a los aspectos comerciales involucrados en las carreras, el inmenso valor de la derrota y el desastre comercial de la derrota”. El juicio parece apropiado para la época: Toyota se ha retirado de la Fórmula 1 acaso perjudicada por ese “desastre comercial” que supuso no haber ganado un solo Grand Prix de los 139 que disputó entre 2002 y 2009, pese a haber gastado en la última década cerca de 2.500 millones de euros en su multinacional equipo de carreras radicado en Colonia, y concluyendo inevitablemente que, relacionados o no con el rojo del balance en el último ejercicio de la empresa -la mayor fabricante de autos del planeta- los flojos resultados en F-1 no justificaban continuar.

Pero no. La cita no es reciente. De hecho, pertenece al libro “Diez años con motores y autos” que el británico Charles Jarrott escribió… ¡en 1906! cuando todavía era un piloto de renombre –fue el antecesor de todos los grandes pilotos ingleses hasta nuestros días de Hamilton y Button- y sabía de lo que hablaba.

Charles Jarrott, piloto de automóviles y escritor.

Porque en 1906, el año del primer Grand Prix, la crisis ya se gestaba. La recesión de 1907, que afectó a las industrias de Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y Japón, fue tan dura que el gobierno de los Estados Unidos creó la Reserva Federal para combatirla y “es la más parecida a la crisis actual ya que fue también producto de una burbuja crediticia que estalló en el sector financiero” según escribió Ruchir Sharma, director de Mercados Emergentes de la banca de inversión Morgan Stanley.

En 1907 y en 1908, Renault, que había ganado aquel primer Grand Prix de Francia de 1906, no ganó nada. Como Toyota ahora (y como BMW este año). De manera que cuando la crisis comenzó a hacerse notar, “Renault anunció que abandonaría las carreras –escribe Ivan Rendall en su ‘Bandera a Cuadros’, 100 años de automovilismo’ (Weidenfeld & Nicolson, Londres, 1993)- y la mayoría de los demás fabricantes franceses querían hacer lo mismo (…) Decidieron abstenerse colectivamente de correr, y se preparó un documento para que todos firmaran. Solo Fiat, Itala y la francesa Mors no lo hicieron, pero doce fabricantes franceses lo hicieron y el Automóvil Club de Francia canceló su Grand Prix (de 1909)”.

En suma: la recesión empujó a los fabricantes a dejar las carreras de Grand Prix (como ha sucedido actualmente con Honda, BMW y Toyota, sin olvidarse de la salida de Ford en 2005) de manera que en 1909 y 1910 no hubo competencias de ese estilo.

Como si no hubiera Fórmula 1.

Pero en 1912 volvió el Grand Prix y a las carreras de esa modalidad, hasta la actualidad, solo las detuvieron las guerras.

No habrá Honda, ni BMW, ni Toyota. Si Renault decide retirarse a fin de año, habrá que saber entonces que ya lo hizo una vez.

Y otra, en 1985, después de haber vuelto en 1977.

Y otra, en 1997, después de haber regresado en 1989 (aunque esta vez solo como fabricante de motores).

El Grand Prix, parece, está hecho a prueba de recesión. Y de retiros.

(Posdata: me contaron este cuentito. Resulta que entre las múltiples medidas que Toyota adoptó para enfrentar la crisis, figuraba la decisión de hacer volar a sus ejecutivos en clase turista si la duración de los vuelos no superaba las 12 horas. Algunos pícaros del equipo de F-1 recordaron que el trayecto Nagoya-Frankfurt, la vuelta desde el Grand Prix de Japón, demora 11 horas y, por lo tanto, tenían que acogerse a la nueva imposición… pero entonces se hicieron sacar sus pasajes no en un vuelo directo sino con escalas en Seúl y Singapur. Así, el viaje superaba largamente el medio día y podían acomodarse en Clase Business. Algunos de esos muchachos quizás no forman parte de los 150 empleados del equipo que Toyota piensa retener –despidiendo a los 500 restantes- y tal vez estén rogando poder viajar la próxima aunque sea en ómnibus…).

0 comentarios for this post

Publicar un comentario